5 cosas que estás haciendo mal con tu celular y debes cambiar ahora mismo

0
76

Los teléfonos inteligentes nos acompañan en nuestra rutinas diarias. Desde que nos despertamos con su alarma, hasta que vemos un último post en nuestras redes sociales antes de ir a dormir. Muchos no podemos imaginar la vida sin ellos pero, por ello es tan importante aprendamos a utilizar el celular de la manera correcta. 

Con pequeños cambios no solo podemos garantizar que estamos cuidando nuestra salud sino también los propios equipos, de manera que estarán en buenas condiciones por mucho más tiempo. 

AT&T en México nos comparte algunas acciones que podrían estarnos afectando, además de recomendaciones que vale la pena considerar. 

1. No limpiarlo. Un celular puede guardar hasta 18 veces más gérmenes que un sanitario debido a que, de acuerdo con datos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), la superficie tibia de los móviles es ideal para que las bacterias se reproduzcan.

celular

Lee también: red 5G, y otras tres innovaciones que verás en los smartphones 2020

Por lo anterior es tan importante que laves tus manos varias veces al día; limpies frecuentemente tu smartphone con un paño húmedo; cambia cada cierto tiempo la lámina protectora de la pantalla; mantén limpia la funda o compra una nueva; y sanitiza, lava y asolea las fundas y equipos periódicamente. 

2. Usar tu celular muy cerca de tu rostro. De acuerdo a la Asociación de Internet, el mexicano pasa en promedio 8 horas conectado a internet y 92% de las veces lo hace a través del celular, lo cual podría causar un daño en tus ojos, sobre todo si lo utilizas muy cerca a tu vista pues recuerda que se trata de una pantalla LED de alta potencia. 

Puedes disminuir el riesgo de daños si usas tu teléfono inteligente, y otros dispositivos como tabletas y computadoras, al menos a unos 30 centímetros de tu rostro y por debajo de los ojos.

También es buena ide usar lentes anti reflejantes. De lo contrario podrías llegar a tener efectos negativos como fatiga visual digital, sequedad ocular, aumento de miopía y lagrimeo. ¿Has experimentado alguno de estos problemas?  

3. No “exfoliar tu celular”. Probablemente sigas una rutina de limpieza para exfoliar tu rostro, pues es momento de que tu teléfono móvil se una a esa buena práctica y no estamos hablando de utilizar productos cosméticos sino de eliminar los archivos que ya no utilizas. 

smartphone

Lee también: ¿Para qué sirven las cámaras de tu teléfono?

Date un tiempo para eliminar fotos, videos, memes, apps y archivos duplicados o que ya no uses. La memoria de tu teléfono lo agradecerá y además verás que el sistema funciona de mejor manera. 

Considera que, de acuerdo con un estudio, la memoria de los celulares está ocupada en un 6% por fotos mal tomadas y un 16% por imágenes duplicadas. Al eliminarlas podrías liberar hasta un 22% de tu espacio de almacenamiento.

En caso de que ya hayas eliminado todo el contenido que no querías y aún así no tengas memoria suficiente, puedes optar por almacenar fotos y videos en la nube; utilizar una app de limpieza que te ayude a borrar archivos no visibles como caché y temporales; expandir la memoria con una tarjeta externa SD; o hacer un respaldo en tu computadora o disco duro. 

4. Abusar de tu teléfono  por la noche. Esta práctica que es tan común podría llevarte al envejecimiento prematuro. La exposición prolongada a la luz azul, como la que emana del celular, computadora y tabletas, podría estar afectando tu longevidad, incluso si no brilla directo en tus ojos.

iphone

Lee también: Cómo elegir un buen celular para niños

Este tipo de luz es usada por nuestro organismo para regular nuestros ciclos de sueño (ritmos circadianos), la cual también interviene en nuestro estado de ánimo y en otros factores biológicos. Por lo que si usas mucho tu teléfono en la noche, puedes desbalancear tus ciclos de sueño y afectar el descanso que tu cuerpo necesita.

Esta es una de las consideraciones que más debes tomar en cuenta pues 1% de los mexicanos se conecta a internet después de las 9 de la noche. Si eres parte de esta estadística, recuerda usar tu teléfono en una habitación con suficiente luz, ya que el alto contraste que genera un cuarto oscuro y la luz de la pantalla, podría causarte insomnio o incluso daño en la retina.

5. No personalizar tu celular. Esto no hará una diferencia en tu salud física pero sí emocional. Siendo un elemento que va contigo todos los días vale la pena que te haga sentir bien, así que no dudes en comprarle fundas que, además de proteger el equipo, lo harán lucir justo como quieres. 

Y como tip adicional no olvides instalar un sistema de seguridad informática que mantenga tu información fuera de las manos de los cibercriminales. 
 

Con información de el universal.