Altavoces inteligentes podrían estar escuchando secretos gubernamentales

0
64

Los altavoces inteligentes tiene diversas funcionalidades que permiten tener un hogar más smart, no obstante, también podrían ser utilizados para conocer información confidencial.

De acuerdo con el diario The Independent, los dispositivos que incluyen los altavoces Amazon Echo o Google Home son un riesgo de seguridad, debido a que dichos dispositivos escuchan constantemente sus palabras de activación, como «Alexa», «Hey Google» o «Hey Siri», antes de escuchar activamente los comandos.

Leer también: ¿Qué se presentó en el Nintendo Direct Mini?

Sin embargo, se ha encontrado que estos dispositivos se activan ocasionalmente sin la palabra de activación.

El año pasado, un dispositivo Alexa incluso logró grabar una conversación privada y enviarla a otro usuario sin que nadie lo supiera.

En aquel momento, Amazon indicó que la razón de que la bocina inteligente hiciera eso, se debió a una serie de declaraciones que su asistente de voz confundió con comandos.

El gobierno del Reino Unido ha advertido a los funcionarios públicos que no participen en videoconferencias mientras sus altavoces inteligentes están en la sala.

Según dos fuentes gubernamentales que hablaron con Business Insider bajo condición de anonimato, ha sido una política de «larga data» que los funcionarios deben apagar los altavoces inteligentes, como Amazon Echo o Google Nest, o sacarlos de la habitación mientras se realizan reuniones.

Y a medida que el encierro obligó a miles de empleados del gobierno a realizar sus tareas desde casa, la necesidad de seguridad aparentemente ha acelerado la marcha.

«Me dijeron que pusiera el mío en la papelera«, señaló un político del Reino Unido al portal Business Insider.

Los altavoces inteligentes como Echo y Nest se han convertido en algo común, y sus usuarios ya están acostumbrados a dar comandos a los asistentes digitales Alexa o Siri.

Sin embargo, los dispositivos pueden activarse como respuesta a una palabra incorrecta y grabar sonidos de fondo o conversaciones por accidente. En 2018, Bloomberg informó que los trabajadores de Amazon a veces escuchaban grabaciones de Echo, sin el conocimiento de los usuarios que pueden decir algo sensible o confidencial.

Leer también: Con cables de red submarinos planean detectar terremotos

También en 2018, una familia en Portland, Oregon, propietaria de un Amazon Echo, se enteró de que la máquina interpretó erróneamente comandos y grabó una conversación en su hogar. La máquina luego envió la grabación a una persona aleatoria en su lista de contactos.

Por ello, el gobierno del Reino Unido anunció planes para implementar nuevos requisitos de seguridad para dispositivos inteligentes. Según las propuestas, redactadas por el Departamento de Cultura, Medios y Deportes, las contraseñas de los dispositivos deben ser únicas y no restablecibles a ninguna configuración de fábrica universal.

Asimismo, de acuerdo con un estudio realizado por algunos investigadores de la Northeastern University y el Imperial College London, el cual destacó que los altavoces inteligentes podrían activarse hasta 19 veces por día. El descubrimiento lo hicieron después de reproducir 125 horas de contenido de Netflix para ver si los asistentes de voz se activaban mediante un diálogo que sonaba como palabras de vigilia.

Es así que se descubrió que HomePod y el asistente Cortana de Microsoft son los más susceptibles a grabaciones accidentales. El experimento también descubrió que Gilmore Girls y The Office eran «responsables de la mayoría de las activaciones» debido a la gran cantidad de diálogo en los programas.
«Hay muchos otros informes anecdóticos de palabras cotidianas en una conversación normal que se confunden con palabras de activación… Nuestro equipo ha llevado a cabo investigaciones para ir más allá de las anécdotas mediante el uso de experimentos repetibles y controlados que arrojan luz sobre lo que hace que los asistentes de voz se despierten por error arriba y graba. Todos los departamentos cuentan con procesos sólidos para garantizar que la comunicación en torno a los negocios del gobierno sea segura», dijo un portavoz del gobierno británico a The Independent.

«Los funcionarios públicos también reciben orientación para garantizar que existan salvaguardas apropiadas para cualquier trabajo a domicilio».

Como muchas personas están trabajando desde casa debido a la pandemia de coronavirus, se ha planteado la preocupación de que estos dispositivos domésticos podrían ser un problema de seguridad.

La noticia también llega cuando el gobierno del Reino Unido está tomando decisiones basadas en cómo las grandes empresas de tecnología podrían acceder a la información privada.

La compañía china Huawei ha sido expulsada de la red 5G del Reino Unido. Al respecto, Downing Street señaló que la decisión se debió a las sanciones estadounidenses impuestas por Donald Trump.

Las sanciones del presidente norteamericano se deben a la creencia de que la compañía está controlada por el ejército chino y sería una preocupación de seguridad nacional. Huawei ha negado tales acusaciones.

La administración Trump también está considerando una acción similar contra la aplicación de videos cortos popular entre los jóvenes, TikTok, debido a cómo se pueden manejar los datos entre los usuarios estadounidenses y el gobierno chino.
 
JCP

Con información de el universal.