Comisión Europea investigará el Internet de las Cosas

0
109

La vicepresidenta ejecutiva de la Comisión Europea, Margrethe Vestager, anunció recientemente por medio de un comunicado, que comenzará a investigar el sector del Internet de las Cosas, con la finalidad de conocer qué productos son los más adquiridos por las personas, cómo funcionan en el mercado europeo, qué datos recaban, cuál es su funcionamiento y cómo las compañías ganan dinero con ellos.

Debido a la mencionada investigación, es que la Comisión se enfocará en productos que se vinculen al llamado Internet de las Cosas, como los asistentes de voz, Alexa, Siri y Google Assistant.

“[…] hay asistentes de voz, como Siri de Apple, Asistente de Google, Alexa de Amazon o Magenta de Deutsche Telekom. Esos asistentes de voz nos permiten controlar nuestros dispositivos inteligentes sin que tengamos que mirar una pantalla. Puede obtener información de Internet, administrar calendarios o comprar productos.

Leer también: Instagram Reels; el «TikTok de Facebook» llega en agosto

El potencial es increíble. Pero solo veremos todos los beneficios (precios bajos, amplia variedad, productos y servicios innovadores) si los mercados para estos dispositivos permanecen abiertos y competitivos. Y el problema es que la competencia en los mercados digitales puede ser frágil” señaló Vestager.
 
Es por ello que, para Vestager, la investigación “debería ayudarnos a detectar situaciones en las que las empresas pueden haber infringido las normas de competencia». Además de que con el levantamiento de dichos datos, se «puede alimentar las iniciativas reglamentarias de la Comisión» que afectan al IoT.

Asimismo, la vicepresidenta ejecutiva señaló que el estudio sin duda enviará un mensaje importante a los operadores de estos mercados, el mensaje de que están siendo vigilados.

“Los asistentes de voz y los dispositivos inteligentes pueden recopilar una gran cantidad de datos sobre nuestros hábitos. Y existe el riesgo de que las grandes empresas puedan hacer un mal uso de los datos recopilados a través de dichos dispositivos, para consolidar su posición en el mercado frente a los desafíos de la competencia” señaló Vestager.

Crecerá cantidad de dispositivos en 2023 en Europa

De acuerdo con la comisaria europea, Internet cada vez más tiene mayor acceso a la vida de las personas, al encontrarse presente en relojes inteligentes, electrodomésticos, bocinas, televisores y demás gadgets de uso común, los cuales almacenan información sobre su usuario y así anticiparse a sus necesidades.

Tal es el caso que a finales de 2019 existían 108 millones de dispositivos en Europa y se estima que para 2023 habrá 184 millones. Sin duda es un mercado muy rentable, ya que como asegura Vestager, «se espera que el valor del mercado de los hogares inteligentes casi se duplique en los próximos cuatro años a más de 27 mil millones de euros».

No obstante, debido a la gran oportunidad de negocio que representan, existe la posibilidad de que la competencia en los mercados digitales se vuelva un poco frágil.

Leer también: Sí procederá demanda por espiar a usuarios a través de WhastApp

«Cuando las grandes empresas abusan de su poder, pueden empujar rápidamente los mercados más allá del punto de inflexión, donde la competencia se convierte en monopolio. Ya hemos visto eso antes. Si no actuamos a tiempo, hay un serio riesgo de que suceda de nuevo con el Internet de las Cosas».

Es por ello que, a través de la investigación, se pretende conocer la situación actual del mercado, además de averiguar qué es lo que están haciendo las compañías con los datos que recopilan sus dispositivos.

Para ello, la Comisión ha planeado girar una serie de cuestionarios a 400 empresas europeas, asiáticas y americanas, grandes y pequeñas por igual. Dicho cuestionario tiene la finalidad de conocer más acerca de los datos que adquieren las firmas, cómo se recogen, cómo se utilizan, y cómo ganan dinero con ellos.

De igual manera, Vestager  apuntó que la comisión preguntará cómo estos productos y servicios trabajan juntos, además de conocer los probables problemas para hacerlos interoperables.

SO

Con información de el universal.