Huawei no podrá ser parte de redes 5G en Reino Unido

0
90

Son varios los países que, argumentando un posible riesgo a su seguridad nacional, están evitando que Huawei forme parte de proyectos de infraestructura. Reino Unido ha establecido esta prohibición aun cuando les implicará eliminar las redes 5G que ya se estaban desplegando.

De acuerdo con las autoridades del país, el equipo de Huawei se quitará gradualmente de las redes de quinta generación en el Reino Unido. Además, los operadores de telecomunicaciones no podrán comprar nuevos equipos de la compañía china a partir de enero del próximo año, y tendrán siete años para deshacerse por completo de su tecnología existente a pesar de que ello implicará un costo de alrededor de 2 mil millones de libras. 

Y es que Huawei ya estaba participando de este proyecto de infraestructura de red pues en enero el gobierno de Reino Unido había anunciado que permitiría los equipos de la marca china, aunque con ciertas limitaciones que, entre otras reglas, marcaban que solo podría aportar un máximo de 35% y sus dispositivos no podrían usarse en partes centrales de la red o en ubicaciones geográficamente sensibles. 

Sin embargo, tras la publicación de un informe sobre el papel de Huawei en la infraestructura, desarrollado por el Centro Nacional de Seguridad Cibernética del Reino Unido, ahora todos sus equipos se eliminará por completo de las redes 5G de aquel país.

El secretario digital, de cultura, medios y deporte del Reino Unido, Oliver Dowden, advirtió que la decisión «retrasará el lanzamiento de las redes 5G». Y, también recomendó a los operadores de banda ancha de fibra completa que abandonen la compra de equipos de Huawei.

Lee también:  Estados Unidos podría terminar con el veto para Huawei

¿Por qué cambiaron de opinión?

Como señala el medio The Verge, en los últimos meses, el gobierno británico ha visto una creciente presión, tanto a nivel nacional como internacional, para eliminar por completo el uso de equipos Huawei debido a la preocupación de algunos expertos en seguridad que afirman que la marca china plantea un riesgo de soberanía nacional al permitir que Beijing espíe a los países occidentales. 

La presión internacional proviene principalmente de los Estados Unidos. Huawei ha estado en la lista negra de marcas desde mayo de 2019, lo que significa que las compañías estadounidenses no pueden vender tecnología a la compañía, razón por la cual los servicios de Google  ya no están más instalados en los smartphones de la empresa. 

Además, en mayo de este año, The New York Times informó que Estados Unidos endureció su postura con el anuncio de nuevas sanciones contra Huawei. Según las nuevas medidas, que entrarán en vigencia en septiembre, Huawei y sus proveedores, como el fabricante de chips TSMC, no pueden usar tecnología estadounidense para diseñar o producir productos.

Estas nuevas medidas podrían tener un gran impacto en los productos que Huawei puede producir, lo que según los críticos podría hacer que su equipo sea menos seguro de usar. Las restricciones «obligarán a la compañía a usar tecnología no confiable que podría aumentar el riesgo para el Reino Unido», según un informe de seguridad que se filtró a principios de este mes.

Actualmente para desarrollar, por ejemplo, su procesador Kirin 990 la marca utiliza tecnología de origen estadounidense que ya no podrá usarse en el diseño o la producción de chips lo que podría llevarlos a buscar proveedores que, según se argumenta, podrían ser más difíciles de evaluar para los funcionarios de seguridad cibernética del Reino Unido.

huawei

Lee también: Teorías conspirativas sobre el 5G y Covid-19 llevaron a la quema de postes celulares

¿Qué dice Huawei?

Un portavoz de Huawei calificó la decisión del Reino Unido de «decepcionante» y dijo que la compañía está «segura» de que las nuevas sanciones de Estados Unidos no afectarían «la capacidad de recuperación o la seguridad de los productos que suministramos al Reino Unido». Afirmó que fueron impulsados por la política comercial de Estados Unidos en lugar de la seguridad e instó al gobierno británico a reconsiderar su decisión.

La noticia de la prohibición ha resultado impopular entre las empresas de telecomunicaciones, muchas de las cuales ya han comenzado a utilizar el equipo de Huawei para construir sus redes 5G. En comentarios publicados en The Guardian, el director ejecutivo de BT, Philip Jansen, dijo que sería «imposible» eliminar Huawei  por completo de la infraestructura de telecomunicaciones del país en la próxima década y que tomaría entre cinco y siete años eliminarlo. Incluso advirtió que forzar la eliminación del equipo de Huawei demasiado rápido podría crear interrupciones y riesgos de seguridad.

 

Con información de el universal.