Navegación segura para tus hijos durante esta cuarentena

0
98

Muchas actividades tanto laborales como de entretenimiento y educativas han sido suspendidas o adaptadas a los hogares de millones de mexicanos debido a la contingencia actual por el COVID-19, sin embargo los recursos digitales han permitido llevar a cabo la mayoría de éstas sin mayor problema de manera remota, y la convivencia no es la excepción. Muchos decidimos mantenernos en contacto con los demás a través de redes sociales o aplicaciones sin embargo los más pequeños de la casa pueden ser un blanco fácil de vulneraciones y trampas cibernéticas.

Existe una preocupación constante entre padres de familia sobre cómo mantener seguros a niñas y niños mientras se divierten y conviven con más gente a través de sus dispositivos digitales, por esto platicamos un poco con Judith Tapia, gerente de mercado de consumo de Kaspersky México quien nos dio algunos consejos para lograr una navegación segura.

Leer también: Facebook lanza centro de recursos para minimizar el impacto de COVID-19

¿Qué amenazas son más comunes en la navegación web de nuestros hijos?

Por un lado está el acoso en línea, el terreno digital ahora es el patio de juegos para los niños y son propensos a ser acosados. También está la cuestión de ciberdepredadores que aprovechan su poca experiencia digital para obtener información sensible, sin embargo ésta también puede ser compartida por nuestros hijos sin comprender los límites sociales y los alcances que esto tiene. En situaciones como la actual del COVID-19 se desata el phishing y ahora lo vemos mucho en redes sociales y mensajería, así como las estafas en línea prometiendo dar skins o premios en sus juegos favoritos junto a la descarga accidental de malware.

¿Cuáles son las peores consecuencias de caer en estas trampas?

Existe el riesgo de que los niños compartan información de la familia, donde viven, lo que hacen, ubicación de los papás, etc. Digamos que si bien el tema de conocer en persona a alguien a través de redes va en disminución, el fenómeno de compartir información sensible va en aumento y los robos de identidad están a la orden del día.

Ya Kaspersky reportó que durante el año pasado se bloquearon 45 ciberataques en América Latina, o sea que cada segundo alguien está siendo víctima de un tipo de vulneración, además a nivel global México se encuentra en el puesto número 11 de los países más atacados teniendo como las amenazas más comunes los adwares, cracks y links maliciosos

¿Qué medidas podemos aplicar en los mismos dispositivos para que mi hijos estén seguros?

Principalmente hacer una investigación de la aplicación que tus hijos estén descargando así como los permisos que están concediendo para usarlos y su certificación. Igual es buena idea tener dos perfiles en cada dispositivo, uno que te deje usarlo de forma normal y otro que restrinja la entrada a ciertas apps para que sólo queden accesibles las adecuadas para ellos. De igual forma recomendamos establecer horarios para usarlos así como aprovechar los controles parentales.

Leer también: Fallo en Windows 10 podría dejarte sin internet
 

¿Cómo podemos platicar con ellos sobre estos riesgos?

Lo primero que podemos hacer es una navegación conjunta para conocer los comportamientos de nuestros hijos en línea y saber dónde pasan el tiempo. Además es importante hablar de cuidados y responsabilidades, si hay algo que no compartiría con un extraño en la calle, tampoco debería hacerlo en internet. También debemos ser sinceros con ellos sobre que lo compartido en línea va a quedarse ahí para siempre, no hay manera de borrarlo y así pensar en qué se debe publicar y qué no.

Aprovechemos ahora este tiempo de cuarentena para hablar con ellos a diario, muchas veces nos gana el “ten toma el iPad mientras trabajo”, pero antes de eso hay que ser claros y poner reglas de lo que se puede compartir.

Finalmente Judith destaca que, aunque queramos, no podemos estar todo el tiempo junto a nuestros hijos y vigilar que lo que hagan sea seguro, tal como sucede en el mundo real y con todo y que esto genere preocupación es mucho mejor prepararlos que limitarlos. “Es como si en el mundo físico les dijeras que no pueden salir ni tener amigos porque es muy peligroso. Más bien hay que prepararlos sobre cómo cuidarse para que tengan una exploración segura de su vida digital”.
 

Con información de el universal.