Netiqueta durante la cuarentena por coronavirus COVID-19

0
133

Una de las principales recomendaciones para contener el contagio de COVID-19 es quedarse en casa, por lo que muchas empresas y negocios han implementado el home office. Por ello, las videollamadas, videoconferencias y chats se han convertido en el medio más eficaz de comunicación.

Algunas veces, por estar a distancia y debido a la premura de muchas de las conversaciones, se pierden de reglas básicas de educación y se dejan de lado los buenos modales. Para mantener la cordialidad online debemos repasar nuestros códigos de netiqueta.

¿Netiqueta? Seguramente has escuchado hablar de ella, pero ¿sabes exactamente a qué se refiere? *Aquí te lo decimos.

Leer también: Zoom se actualiza para dejar de mandar datos a facebook

El término comenzó a popularizarse en 1995, gracias a la publicación Netiquette Guidelines, escrito por The Internet Engineering Task Force (IETF, por sus siglas en inglés.), una organización internacional comprometida con contribuir a la ingeniería de Internet.

Netiquette es un vocablo que proviene del francés étiquette (etiqueta) y del inglés net (red). De este modo, castellanizado se convierte en netiqueta.

La etiqueta en la red tiene como objetivo facilitar la convivencia en la web y, de esta manera, hacer más amable y seguro el mundo virtual. Es decir, nos invita a comportarnos adecuadamente, tal y como si estuviéramos en una convivencia presencial.

netiqueta_durante_la_cuarentena_2.jpg

Leer también: Colapso de redes de Internet por cuarentena COVID-19. ¿Puede suceder en México?

Estas normas de conductas deberían aplicarse en correos electrónicos, foros, blogs, sitios web, chats, redes sociales, videollamadas, videoconferencias y otras herramientas en Internet.

Muchas de estas normas las dicta la educación, el respeto y el sentido común, siendo las más sencillas saludar o despedirse durante una conversación. A partir de ahí, se pueden establecer una serie de reglas que, como cibernautas, todos deberíamos cumplir.

En términos generales, tiene que ver con usar Internet con responsabilidad, no compartir contenido sospechoso de contener algún virus, no difundir rumores y cuidar la integridad propia y la de los demás; así como denunciar conductas delictivas como ciberacoso o sexting.

En el terreno profesional se podrían establecer ciertas normas básicas de comportamiento que tienen que ver, sobre todo, con el respeto tanto a subordinados como a jefes o autoridades.

Por ejemplo, organizar una videollamada o una videconferencia a horas adecuadas, tal y como si estuviéramos en la oficina, respetando así el tiempo de todas las personas involucradas. Asimismo, ser puntual cuando se establezca un horario para iniciar.

Leer también: Google dúo ya permite videollamadas con 12 personas

Aunque estemos a distancia, al igual que cuando estamos en una reunión presencial, se pueden tener diferentes opiniones, pero estas no deben provocar pleitos que lleguen a la falta de respeto. Durante la videoconferencia o chat se debe procurar que cada persona tenga tiempo para exponer su punto de vista, sin interrupciones y sin arrebatar la palabra para que, más rápido, se llegue a un acuerdo.

netiqueta_durante_la_cuarentena_3.jpg

Cuando se trata de enviar mensajes de texto por whatsapp u otros medios, hacerlo durante el horario  y los días establecidos para el home office.

Aunque la relación entre los integrantes del grupo de trabajo sea cordial, no se deben rebasar los límites. Así, otra de las normas básicas es no enviar mensajes que no tengan que ver con el ámbito profesional, como chistes, memes o cadenas. Estos se deben reservar para los chats privados y personales.

Tampoco se deben escribir mensajes en doble sentido o con groserías porque, para muchos, resultará incómodo y habla de nuestra falta de sentido profesional.

Debemos escribir correctamente, cuidando siempre la ortografía y la gramatica. De hecho, muchas personas cuando descubre un error, lo escriben de nuevo anteponiendo un asterisco.

Como detalle, cuando se escribe solo con mayúsculas, se considera como si se estuviera gritando, además de que dificulta la lectura, por lo que se debe evitar.
 

Con información de el universal.