Partidos pequeños, gastos inútiles – CANACO

0
301

Reitera el presidente de Canaco, Rubén Berumen de la Cerda, que el país no requiere más de tres partidos políticos, que no está en contra de la democracia y que las fuerzas políticas chicas nada abonan a México ni a su población, pero en cambio esquilman al pueblo para mantener holgazanes.

Al dirigente estatal de Movimiento Ciudadano agradeció la atención prestada a sus palabras y le recomendó que mejor se dedique a trabajar y sea productivo, pues el partido al que representa sólo se le conoce por “renegar de todo, estar en contra siempre y expresar que no se le da gusto con nada; que mejor se ponga a trabajar”.

En entrevista, el empresario subrayó que no hay partido político chico que haya hecho algo positivo por la sociedad. Acusó que se han dedicado a hacer alianzas, convenios y uso de recursos para unos cuantos, pero sin beneficio al pueblo.

Berumen de la Cerda recalcó que son muchos los partidos que nada aportan y en cambio han sangrado la economía mexicana, “irrita sobremanera que les den tanto presupuesto sin que se refleje algún beneficio para la sociedad”.

Además, sostuvo que si el dinero que se les da a esos partidos chicos se utilizara en educación, salud y otras cosas que hacen falta al país, sería plausible, pero desgraciadamente se entrega a gente que sólo está esperando la quincena para ir a cobrar sin hacer algo de provecho, “eso deberían cuestionárselo a sí mismos”.

Finalmente, puntualizó que no está en contra de la democracia pero considera que los partidos chicos no sirven para nada, al menos así lo han demostrado y se llevan recursos que mejor deben dárselos a la gente que sí produce, que empeña su palabra y trabaja para crear empleo, para producir y sacar adelante a la comunidad.

México tiene todo para ser potencia: capacidad, recursos, inteligencia, gente que produce, que busca nuevos mercados, mas conocimiento y que es creativa, pero los que mas gastan son los de los partidos que no aportan ni demuestran algo positivo, pero en cambio, “se enchilan por lo que digo, saludos”.