Por coronavirus, Australia lanza app de rastreo a pesar de críticas por privacidad

0
120

Contener los contagios de coronavirus Covid-19 no es una tarea fácil. Las autoridades sanitarias de todo el mundo trabajan para evitar que los servicios de salud colapsen y algunos gobiernos están encontrando en la tecnología una solución, tal es el caso de Australia

El país lanzó una aplicación de rastreo de contactos para Covid-19 llamada COVIDSafe. Sin embargo se ha enfrentado a importantes críticas por su enfoque de privacidad

El software utiliza una combinación de bluetooth y datos de contacto almacenados tanto en la aplicación como en los servidores para informar a las personas si han estado cerca de alguna persona que dieron positivo para Covid-19. 

coronavirus

Lee también: Proponen rastreo de celulares como medida para detener contagios de Covid-19

Aunque el gobierno australiano ha prometido que su aplicación no recopila ubicaciones y solo comparte datos con los funcionarios de salud después de que una persona infectada ofrezca su consentimiento, muchos han externado su preocupación ante la posibilidad de que se pueda compartirse mucha más de su información personal.

Y es que entre la información que se tiene que compartir con la aplicación están el nombre de la persona, su número de teléfono y código postal, lo que aumenta el miedo ante la posibilidad de que se abuse de esa información o que algún hacker se haga de ella. 

Los ciudadanos también se han mostrado preocupados debido a que, si bien Australia formará una directiva legislativa para hacer cumplir la protección de datos, esta se conformará hasta mayo. 

datos-personales

Lee también: Por home office se intensifican los ciberataques

Para aliviar los miedos una de las medidas que está tomando el gobierno es prometer que eliminará la información de los ciudadanos cuando termine la pandemia pero, por ahora no se sabe cuándo sucederá eso. 

La intención es poder identificar riesgos y prevenir la propagación del virus al facilitar su seguimiento. También podría ser una herramienta para comenzar a reanudar la vida pública pues, en lugar de restringir las salidas de la mayor parte de la sociedad, se podrían limitar los cierres y las órdenes de quedarse en casa a empresas y personas específicas. 

El desafío es obtener suficiente adopción para que las aplicaciones de rastreo sean efectivas. Australia, por ejemplo, requiere que al menos el 40% de la población acepte el uso de la herramienta tecnológica

celular

Lee también: 3 herramientas para hacer tu súper sin salir de casa

Mientras tanto, Alemania va en la dirección opuesta y ha abandonado su enfoque de seguimiento para trabajar en uno en el que no se puede identificar a cada persona por su celular pues los datos a los se accede son mínimos. Parecido a la iniciativa que Apple y Google están impulsando. 
 

Con información de el universal.